miércoles, 18 de julio de 2012

La princesa y el pintor

Hoy, la Infanta Margarita verá finalmente el cuadro de don Diego y apenas puede resistir la espera. A nosotros, su vida nos puede parecer muy cómoda porque tiene doncellas y tutores e incluso bufones que la divierten. Sin embargo, se trata de una vida muy difícil y solitaria, pues nadie olvida jamás que es una princesa y siempre tiene que comportarse como tal. Tiene un amigo especial, el pintor Diego Rodríguez de Silva y Velázquez. El sabe que, aunque ella sea una princesa, también es una niña que necesita trato sencillo y afecto.

Mercedes junto a Mario no han dudado en recomendar este texto desde el marco incomparable de los jardines del Palacio de la Isla de Burgos, sede del ILCYL.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada