lunes, 27 de febrero de 2012

La guerra de los botones



Hola, soy Belén Rijalba, de 2º ESO C, y os presento una nueva audio-experiencia lectora para nuestro blog Apuntes del lengua, y para el proyecto Kuentalibros.
En el capítulo de hoy os presento La guerra de los botones, del autor Louis Pergaud.

La guerra de los botones trata de la rivalidad entre los chicos de dos pueblos vecinos, Longeverne y Velran. 
Esta enemistad ya existía en tiempos lejanos porque los Velrans no querían hacerse cargo de sus problemas,  sino que querían echarles el muerto a los otros. Los chicos se reunían todas las tardes para combatir entre ellos, insultarse, tirase piedras, etc. Luchaban con espadas de madera, y a quien capturaban, les quitaban los botones de su vestimenta y le azotaban en el culo con una vara o garrote. Después los liberaban y salían corriendo o lloriqueando porque sabían que sus padres les iban a azotar por llegar a casa sin botones en la ropa.
Estos chicos sólo se interesaban por luchar, no les importaban ni los estudios ni la escuela, aparte de que no les ayudaban en las tareas de la casa, y si lo hacían, era por obligación de sus padres.
Pacho, el líder de los Longeverne, no le interesaban para nada las lecciones del tío Simón; siempre estaba castigado, sólo quería jugar y pelear con los  Velrans, aunque también le importaba otra cosas, una chica, más concretamente la hermana de Tintín, fiel soldado y amigo que siempre estaba dispuesto a todos.
En todos ellos había muchos valores humanos, tanto buenos como malos.


Este libro nos muestra diferentes valores tanto como si son positivos como si son negativos, valores como la valentía de los chicos al robarles utensilios a sus padres, sabiendo que si los pillaban, les iban a pegar. Traición por parte del vaquero a sus amigos, contándole al bando contrario donde se encontraba la cabaña, pero sobre todo un valor o concepto muy importante que refleja este libro, y es que todos unidos consiguen lo que se proponen.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada