lunes, 11 de junio de 2012

El misterio de la villa gris



Hola, soy Sergio Vargas, alumno de 2º ESO A, y os presento una nueva audio-experiencia lectora para nuestro blog, Apuntes de Lengua, y para el proyecto Kuentalibros. En el capítulo de hoy os presentamos el misterio de la villa gris, del autor Thomas Brezina.

Todo comienza con una apuesta de Billy con otros dos chicos. Tiene que entrar en la villa por la noche y sacar unas fotos. En la casa había vivido la familia de los Robinson, y todo el mundo se preguntaba qué había sido de ellos ya que habían desaparecido hacía 30 años. La puerta estaba cerrada y no podía entrar, así que lo intentó por la ventana, pero justo iba a disparar una foto, cuando una mano lo empujó; se asustó y se fue corriendo.
De vuelta, se encontró con sus amigos y les contó lo ocurrido. Juntos, el Equipo Tigre, deciden investigar lo ocurrido y encuentran una foto donde todos se tapan la cara. Además, encuentran un hombre con una pistola. Decidieron volver a la casa y vieron luz y sobras a través de una ventana. Van a la habitación donde habían visto la luz y de repente aparecen los fantasmas de los Robinson; todos salen corriendo. Luke y Billy deciden volver a la villa mientras en la casa pasan muchas cosas extrañas, y terminan escondiéndose entre los trastos viejos, y ven a un chico rubio que sale de la casa tras romper una puerta.
Entre los trastos descubren una puerta que baja al sótano y cuando la abren, les empujan y los dejan encerrados; consiguen escapar por la puerta gracias a la ayuda de Patrick. El Equipo Tigre llega a la conclusión de que están intentando creer que hay fantasmas para alejarles de la casa, y se dan cuenta de que el joven rubio que han visto es el hijo de los Robinson.
Cuando llegan a la villa ven un grupo de 7 fontaneros que llegan a la casa, pero sólo salen seis y se marchan. Cuando llega el joven rubio y el fontanero, se pelea con él. Con la ayuda de unos petardos consiguen que el fontanero, que es el ladrón disfrazado, se asuste y el joven pueda escapar. El fontanero es recogido por sus cómplices y Billy es la única que se atreve a entrar en la casa a ver lo que ha pasado, y en la zona de la pelea encuentra una caja de cerillas y una carta. Los fontaneros vuelven; gracias a la caja de cerillas consiguen localizar el hotel donde está alojado el joven rubio y hablan con él. Les cuenta que el caso está relacionado con la mafia y que deben tener cuidado. También les dice que su padre era químico y había descubierto varias vacunas y un veneno mortal. El joven quiere encontrar las fórmulas de su padre, que están escondidas en la casa, pero la mafia también está detrás de ellas. En la casa hay un sistema preparado por su padre que proyecta rayos alucinógenos, pero ni él ni la mafia han conseguido todavía localizar las fórmulas. Los chicos deducen que hay una habitación secreta; idean un plan, consiguen que la Policía detenga a los ladrones y ellos encuentran la fórmula del veneno y la destruyen.
Es un libro en el que no se puede dejar de leer hasta que no lo terminas, ya que deja muchas preguntas sin resolver, sobre todo se lo recomiendo al que le gusten mucho los misterios.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada