martes, 12 de junio de 2012

Sara y las goleadoras: creando el equipo



Hola, soy Silvia Peña, alumna de 1º ESO D, y os presento una nueva audio-experiencia lectora para nuestro blog, Apuntes de Lengua, y para el proyecto Kuentalibros. En el capítulo de hoy os presentamos Sara y las goleadoras: creando equipo, de la autora Laura Gallego.
Sara es una chica cuya pasión es jugar al fútbol, siempre va con un balón entre los pies. En su colegio, el profesor de Educación Física hace un equipo masculino que participará en la liga interescolar, pero a ella, aún siendo mucho mejor que algunos chicos, no la dejan entrar en el equipo. Pero ella no se rinde y decide formar su propio equipo femenino; no será fácil porque ella, al enfrentarse, reta al profesor Eloy a jugar un equipo contra los chicos, que ella forme, y si los gana, los meterá en la liga.
A la primera chica que convence se llama Vicky, que no sabe jugar al fútbol, pero le gusta mucho el deporte. Entre Vicky y Sara reclutan a chicas para formar el equipo: Jessie, que juega al baloncesto; Eva, que le gustaba mucho el fútbol, y Alex, que es una chica dura y que no se separaba de su chupa de cuero.
No eran suficientes, y por los pasillos del colegio, pusieron carteles buscando chicas para el equipo femenino; así, encontraron a todas las chicas: Ángela, Alicia, Fanny, Carla, Julia y Mónica. El equipo ya estaba, pero no podían entrenar. Sólo tenían dos balones y no tenían donde jugar, pero el equipo masculino llamado Los Halcones, jugaban en el patio del colegio y ellas no le dejaban.
Unos chicos llamados Sam, Jorge y Óscar, que odiaban a Los Halcones, las llevaban a un solar que, aunque tenía muchos cacharros y suciedades, les valdría para entrenar, si lo limpiaban un poco. Así lo hicieron, y todo el fin de semana, estaban limpiando y limpiando. Sus amigos Sam, Jorge y Óscar, les dieron cinco balones que robaron del equipo, pero ellos no lo sabían. Cuando mejor estaban, dos de Los Halcones les estaban espiando, y cuando llegó la noche, estos dos les robaron los cinco balones del colegio, y los dos suyos se los pincharon.
Al día siguiente, Sara y sus amigas, cuando fueron a entrenar y vieron lo sucedido, fueron a Los Halcones y ellos las acusaron de ladronas, pero ellas dijeron que los ladrones eran Los Halcones; entonces ellos se enfadaron con Sam, Jorge y Óscar.
Cuando Sara llegó a su casa, no quiso ni cenar y se fue a la cama. Su hermano Bruno les contó lo sucedido a sus padres; al día siguiente, sus padres le tenían una sorpresa, le compraron tres balones y su padre le propuso ser el entrenador del equipo. Él había sido un jugador de fútbol; cuando se lo presentó a sus amigas, a todas les pareció bien.
A mi el libro me ha gustado mucho, porque el fútbol para mi es un deporte que lo pueden jugar tanto los chicos como las chicas. Se lo recomiendo a la gente que le guste el fútbol.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada