miércoles, 23 de mayo de 2012

Instinto



Hola, soy Raquel García López, alumna de 2º ESO C, y os presento una nueva audioexperiencia lectora para nuestro blog, Apuntes de Lengua, y para el proyecto Kuentalibros. En el capítulo de hoy os presentamos Instinto, de la autora Amanda Hocking.
Alice ya se estaba empezando a cansar de estar en la cola de la discoteca, así que obligó a Jane a marcharse de allí; ya era demasiado tarde para coger un taxi, por lo que decidieron volver a casa andando. En cuanto notaron que alguien les estaba siguiendo, echaron a correr. Jane terminó escondiéndose en un garaje, pero a Alice no le dio tiempo a esconderse, por lo que se quedó al descubierto de los agresores. De repente apareció un chico moreno con los ojos azules, que hizo que ellos desaparecieran de allí. Se hacía llamar Jack, y todas las chicas excepto Alice se sentían atraídas hacia él, pero Jack sólo se fijaba en Alice, por lo que deciden salir casi todas las noches sólo como amigos, porque sino, Jane estaría supercelosa ya que ella se sentía atraída hacia Jack sin poder evitarlo.
Un día que iban a quedar Jack la llevó a su mansión con su familia. La visión que tuvo de su cuñada fue perfecta; decía que era una persona muy agradable y simpática. En casa de Jack Alice tenía que cambiar su actitud porque solía ser una chica muy curiosa desde que vio a Jack porque sospechaba que era algo sobrenatural.
El amor que sentía por Jack cambia al conocer a su hermano Peter, un chico de pelo castaño y ojos verdes. Alice no podía respirar cuando le vio pero al parecer, Peter la odiaba muchísimo.
Cuando sale de casa de Jack, Alice comenzó su tanda de preguntas, pero como siempre, Jack decía que las respuestas estaban a punto de llegar.
Un día que se dirigían a la mansión, Alice se estaba poniendo muy nerviosa y no paraba de hacer preguntas, a la vez que ponía nervioso a Jack también, y sin poder evitarlo el coche en la carretera empezó a dar vueltas sin control, pero gracias a Jack y a su fuerza paranormal, no le pasó nada. Cuando llegaba la ambulancia, Jack, desesperado por las preguntas de Alice, gritó: "¡Sí, somos vampiros!", y ninguno de los dos habló hasta llegar a su casa. Allí estaba Mae, y después de un rato llegó Peter, que se quedó pasmado al oir que Alice ya lo sabía. Él y Alice se quedaron solos en su habitación. Como al parecer, Alice estaba destinada a la sangre de Peter, sentía mucho calor y le pidió a Peter que la mordiera y la convirtiese. Cuando se despertó, Alice estaba sola en una habitación junto a Jack.
Este libro me ha impresionado bastante, nunca tuve esta visión sobre los vampiros, creía que no tenían sentimientos. La verdad es que creo que ha sido uno de los mejores libros que he leido, sobre todo me ha gustado la manera en la que la autora se mete en el personaje: cómo representa sus emociones, sus gestos, sus miradas ...
Se lo recomiendo a todo aquel que le gusten los libros paranormales, este no es un libro cualquiera, me gustaría que aprendieran de él como he hecho yo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada