martes, 29 de mayo de 2012

Las crónicas de Spiderwick



Hola, soy Nerea Zarza, alumna de 1º ESO D, y os presento una nueva audio experiencia lectora para nuestro blog, Apuntes de lengua, y para el proyecto Kuentalibros. En el capítulo de hoy os presentamos Las crónicas de Spiderwick, de Toni Diterlizzi.
Tras el divorcio de sus padres, los gemelos Jared y Simon, y su hermana mayor Marjorie, se mudan con su madre a una mansión en el campo que pertenece a su tía abuela Lucinda, pero Jared advierte de que no están solos en la casa, aunque nadie le da importancia.
Por la noche, Jared y sus hermanos, que también habían oído ruidos, fueron a buscarlo por la cocina, donde encontraron su nido con un montón de juguetes, bichos, etc.; también una sala sin puertas a la que subió Jared., mientras sus hermanos esperaban abajo. Él no sabía muy bien donde estaba, era una habitación con muchas estanterías, con un escritorio en el centro en el que encuentra una nota con un poema escrito, pero su madre les pilla y manda a la cama a sus hermanos. Jared escuchó algo y se volvió hacia el escritorio, donde vio algo escrito en el polvo del escritorio. Poco después oyó a sus hermanos que iban a buscarle, y se volvieron todos a la cama.
Pasaron las semanas, en las que a los hermanos de Jared les pasaban muchas cosas por las noches, de las cuales su madre le echaba la culpa a él. En estas semanas Jared intentó algo contra el extraño ser que vivía en su casa; cogió el poema que encontró y siguió los pasos como ponía, y gracias a eso encontró el cuaderno de campo de Arthur Spiderwick, que estaba lleno de información sobre seres fantásticos. Se pasó la noche leyendo y llegó a la conclusión de que el extraño ser que vivía en la casa era un trastorillo e intentó ponerle una trampa en la cocina pero no funcionó. Por la mañana todos vieron el desastre que había en la cocina y le hicieron recogerlo a Jared. Cuando iba a tirar las bolsas de basura, encontró las cosas de niño de trastorillo y decidió hacerle un nueva casa y dejarlo en la sala del montaplatos, a lo que lo ayudaron sus hermanos.
Tras unas semanas, los hermanos vuelven a subir a la habitación, donde ven a un hombrecillo llamado Dedalete, que les dice que se deshagan del libro que encontraron porque si no, les iría muy mal, y lo peor de todo es que no había hecho más que empezar.
Es una narración fantástica y muy entretenida, se la recomiendo a las pesonas que les guste la fantasía y las aventuras.



Visita la web de Las Crónicas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada