miércoles, 9 de mayo de 2012

Harry Potter y la Orden del Fénix


Hola, soy David González Martín, alumno de 2º ESO A, y os presento una nueva audio-experiencia lectora para nuestro blog, Apuntes de Lengua, y para el proyecto Kuentalibros. En el capítulo de hoy os presentamos Harry Potter y la Orden del Fénix, de la autora J. K. Rowling.

La historia comienza en el barrio en el que Harry reside con sus tíos y su primo. Lo que pasó con Voldemort en el año anterior ha afectado mucho a la vida personal de Harry: está asustado, tiene pesadillas y le horroriza pensar en ello.
Un día de verano Harry fue con su primo Dudley y le empezó a insultar; se fueron a casa, pero antes de llegar, el ambiente se quedó frío, como si el amor hubiese desaparecido. Llegaron dos dementores y Harry tuvo que sacar su varita para evitar su muerte y la de su primo. Al ser menor de 17 años no podía utilizar la magia fuera del colegio, por lo que le juzgan en el Ministerio. El juez no cree que hubiese dementores pero al final le defienden y declaran a Harry inocente.
Después del juicio empezaban las clases en Hogwarts; una vez allí, presentan a los nuevos profesores, ante el asombro de Harry, que vio a una de las Fiscales de su juicio, la persona que votó que Harry Potter tenía que ser culpado y llevado a Azkabán.
Cuando comienzan las clases de Defensa de las Clases Oscuras, impartidas por la profesora Dolores Umbridge, que era la Fiscal del juicio, no les enseña a defenderse. Ante su asombro, los alumnos le preguntaban por qué no les enseñaba a defenderse, ante lo que la profesora contestaba que no era necesario, que no hay ningún mal, y Harry respondía que el Señor Tenebroso había regresado.
Dolores le castigaba por decir mentiras con castigos bastante duros; lo que Dolores hacía no atendía a los derechos de los alumnos, aprender defensa contra las artes oscuras.
Harry decide montar una escuela en secreto para así poder derrotar a Voldemort; les enseñó a utilizar la magia y a defenderse sin que la Sra Umbridge se enterase. Practicaban en la sala de los menesteres, una sala de Hogwarts que sólo aparece cuando se necesita de corazón.
Un día después de las vacaciones de Navidad, Dolores Umbridge los pilló y castigó a Potter, pero se escaparon gracias a la ayuda del guardabosques, y él y todos sus amigos fueron a matar a Voldemort, al Ministerio de Magia, donde él se encontraba, porque gracias a una visión de Harry, supieron donde se escondía Voldemort.
Cuando estaban allí, los mortífagos intentaron matarlos, pero aparecieron Remus y Sirius Black, que era el tío de Harry, y les salvaron la vida. Cuando Harry se distrajo, la mortífaga Beatrice mató a Sirius. Harry se derrumbó, comenzó a llorar y entonces apareció Tom Riddle, más conocido como Voldemort o El Mago Tenebroso, y se dispuso a matar a Harry, pero por suerte apareció Danveldorf y empezaron un combate a muerte contra Voldemort. Los dos mejores y más poderosos magos del mundo, enzarzados en una batalla. Voldemort se debilitó y Dolores y todos los miembros del Ministerio de Magia, vieron que el Mago Tenebroso había regresado. Ante la impotencia de Voldemort, decidió huir.
Después de esto, todos los ciudadanos del mundo de la magia supieron que el Señor Tenebroso había vuelto. Después de la batalla, en la que murió la única persona que tenía como familia, Harry se derrumbó, pero Danveldorf le ayudó. Llegó el verano y regresaron a casa, y Harry vio y sintió que mataría a Voldemort.

La verdad es que este libro me ha gustado mucho y ha sido impresionante, aunque un poco difícil de leer, un tanto largo, pero aporta valores imprescindibles en nuestras vidas, como pueden ser la amistad, el coraje, la muerte, el miedo y la familia; hacen que esta autora londinense escribiera el mejor libro que he leído; os lo recomiendo a todos. A lo mejor lo que os echa para atrás son las 893 páginas, pero una vez que empiezas, no puedes parar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada